• Jue. Sep 21st, 2023

    Guía Montcada

    Encuentre las últimas noticias e información de última hora sobre las principales historias, clima, negocios, entretenimiento, política y más.

    En Cuba, pocos cambios a dos años de históricas protestas

    Azanías Pelayo

    PorAzanías Pelayo

    Jul 11, 2023

    Dos años después de que históricas protestas contra el gobierno comunista sacudieran a Cuba, poco ha cambiado.

    Las enormes protestas callejeras, a menudo denominadas en las redes sociales como 11J, después de la fecha en español del 11 de julio, llevaron a una dura represión y al arresto de más de 1500 manifestantes. Alrededor de 682 personas permanecen en la cárcel, según el grupo de derechos humanos Justicia 11J. El gobierno cubano pone el número significativamente más bajo, en 488.

    Algunos de los principales activistas de Cuba siguen tras las rejas. Antes del segundo aniversario, el Miami Herald publicó una carta escrito por el artista Luis Manuel Otero Alcántara, de 34 años, titulado «Las autoridades cubanas me robaron la juventud sólo por decir lo que pensaba», detallando las duras condiciones carcelarias a las que dice haber sido sometido.

    “Hoy todo joven cubano es un preso político. Un artista censurado. Un exilio dentro y fuera de Cuba”, escribe Alcántara. “Aunque seas cómplice del sistema, inevitablemente serás aplastado como los demás, porque ser joven es ser audaz y temerario, con ganas de cambiar el mundo. Significa luchar por el amor, los sueños y la utopía. Pero estas cualidades son consideradas delitos en Cuba, y eso nos condena a todos al martirio.

    Alcántara inició una huelga de hambre y sed el 6 de junio y nadie ha sabido nada de él desde entonces, según Claudia Genlui, activista cubana y amiga de Alcántara.

    Manuel Cuesta Morúa, líder del Consejo para la Transición Democrática en Cuba, un grupo disidente, dijo a NBC News que tras las protestas del 11 de julio de 2021 se había producido un cambio en el país con una fusión de llamados a mejores condiciones económicas. . y más libertad.

    “Después del 11 de julio hubo una unificación de demandas de una vida mejor con demandas de libertad”, dijo Cuesta Morúa. “Y creo que eso quedará para siempre en la sociedad cubana”.

    “Creo que el gobierno está tratando de dar una lección porque la liberación inmediata de los presos podría interpretarse, según el gobierno, como una debilidad”, dijo Morúa.

    Ha habido protestas esporádicas en zonas aisladas de la isla desde el 11 de julio de 2021, pero nada comparado con las protestas que tuvieron lugar hace dos veranos.

    Otros destacados disidentes, como José Daniel Ferrer y Félix Navarro, también están en prisión.

    Guillermo “Coco” Fariñas Hernández, quien ganó el prestigioso Premio Andrei Sajarov a la Libertad de Conciencia en 2010, está en huelga de hambre en su casa desde el 26 de junio para protestar contra el gobierno y por la liberación de los presos políticos.

    Estados Unidos, la Unión Europea, el Vaticano y organizaciones de derechos humanos dentro y fuera de Cuba han pedido la liberación de todos los presos políticos.

    Las terribles condiciones económicas en la isla que llevaron a muchos a protestar hace dos años, incluida la inflación y la escasez de alimentos, medicinas, electricidad y gasolina, no han cambiado. Más de 340.000 cubanos han llegado a Estados Unidos a través de la frontera entre Estados Unidos y México desde el comienzo del año fiscal 2022. Destacados activistas también han huido, diciendo que se vieron obligados a elegir entre la prisión o el exilio.

    El gobierno cubano levantó la prohibición a las empresas privadas en junio de 2021 que había estado vigente desde la revolución de 1959. Hasta el momento, alrededor de 7.000 empresas han abierto. Ahora representan el 14% de los ocupados en Cuba.

    A editorial en el diario estatal Granma, acusó al gobierno estadounidense de estar detrás de las protestas. Dijeron que Estados Unidos incitó las protestas al proporcionar fondos para infringir la ley, incluidos robos y agresiones.

    “Estados Unidos tiene responsabilidad directa por los disturbios del 11 y 12 de julio de 2021”, decía el editorial.

    Estados Unidos niega las acusaciones.

    “Como el mundo sabe, el pueblo cubano protestó por sí mismo”, dijo un portavoz del Departamento de Estado a NBC News.

    “Mientras respetadas ONG continúan informando y documentando, el régimen continúa reprimiendo violentamente prácticamente todo tipo de disidencia pública pacífica y detiene, acosa y amenaza a las familias de los manifestantes detenidos que se atreven a hablar públicamente sobre sus familiares detenidos”, dijo el portavoz. en una oracion. declaración por correo electrónico.

    El gobierno cubano no respondió a una solicitud de comentarios.

    Después de que el entonces presidente Donald Trump apretó los tornillos del embargo de décadas, la administración Biden alivió algunas sanciones sobre viajes y remesas a la isla. Pero las relaciones entre Estados Unidos y Cuba siguen siendo tensas, y Cuba culpa a las sanciones estadounidenses existentes por la mayoría de sus problemas económicos.

    Mientras tanto, Cuba ha firmado varios acuerdos con Rusia para aumentar la producción de azúcar y ron, suministrar trigo y petróleo crudo y renovar instalaciones turísticas en ruinas. EL La Casa Blanca dijo recientemente que China construirá una instalación de escucha en Cuba.

    En Miami, el corazón de la comunidad cubana en el exilio, un grupo de miembros republicanos y demócratas del Congreso celebraron el aniversario de las protestas pidiendo sanciones más duras contra el gobierno cubano, citando vínculos más fuertes con Rusia y China.

    El presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Michael McCaul, republicano por Texas, dirigió una discusión que también incluyó a activistas.

    En Hialeah, un suburbio de clase trabajadora, se realizó una ceremonia para nombrar un tramo de la calle «Patria y Vida», una canción de protesta escrita por un grupo de músicos cubanos que se ha convertido en un símbolo de las protestas. contra el gobierno cubano. Uno de los músicos, Maykel Castillo, sigue en prisión.

    Morúa dice que su grupo disidente elige presionar al gobierno cubano para que cambie de manera legal y constitucional.

    “Creo que es la única alternativa actual para lograr estos cambios, por supuesto con visibilidad y apoyo internacional”, dijo.

    Carmen Sesin informó desde Miami y Orlando Matos desde La Habana.