• Dom. Mar 3rd, 2024

    Kamala Harris anuncia que Estados Unidos aportará 3.000 millones al financiamiento climático internacional | Clima y medio ambiente

    Azanías Pelayo

    PorAzanías Pelayo

    Dic 2, 2023

    La ausencia de Joe Biden, presidente de Estados Unidos, en la COP28 ha intrigado a muchos activistas y analistas climáticos, ya que el demócrata entró en la Casa Blanca en 2021 con una narrativa clara a favor de la lucha contra el cambio climático. Esto, combinado con nuevas licencias para extraer más petróleo a nivel nacional, ha llevado a cuestionar el compromiso de este país con su agenda verde. Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos, acudió a la cumbre climática de Dubai para intentar disipar las dudas que puedan existir sobre su gestión. Y desde esta ciudad de los Emiratos Árabes Unidos anunció una importante contribución al Fondo Verde de las Naciones Unidas: 3.000 millones de dólares.

    Este fondo es un instrumento vinculado a las negociaciones llevadas a cabo desde hace tres décadas bajo los auspicios de la ONU para luchar contra el cambio climático. Sus donantes son los países más ricos y los beneficiarios son los países en desarrollo. Se espera que estos países puedan reducir sus emisiones -por ejemplo, promoviendo proyectos de energías renovables- o que puedan adaptarse a los efectos negativos del cambio climático -por ejemplo, protegiendo hogares, cultivos o instalando sistemas de alerta de riesgos climáticos-.

    El último gran anuncio de una contribución a este fondo por parte de Estados Unidos se remonta a 2014, durante la administración de Barack Obama. El demócrata ya estaba luchando por cumplir plenamente esta promesa, porque no tenía mayoría en el Senado de su país.

    Harris, en su discurso ante el pleno de la COP28 de este sábado, defendió las medidas que está desarrollando su gobierno, como la instalación masiva de paneles solares y el desarrollo de vehículos eléctricos. «Estamos reduciendo nuestras emisiones». Pero también advirtió contra los líderes que «niegan la ciencia climática», retrasan la «acción» sobre el calentamiento o difunden información errónea, lo que lleva a muchos a pensar en el republicano Donald Trump. Además, criticó a las grandes empresas que utilizan el ecopostureo para ocultar su falta de medidas de reducción de emisiones.

    Sin embargo, esta partida de 3.000 millones de dólares anunciada por Harris no está destinada al nuevo fondo de pérdidas y daños ya establecido en esta cumbre de Dubai. El Fondo Verde, al que se destinarán los millones anunciados por Estados Unidos, es un instrumento de financiación centrado en acciones encaminadas a reducir los gases o prepararse para los efectos del cambio climático. Sin embargo, el nuevo instrumento de pérdidas y daños creado ahora tiene como objetivo compensar a las naciones más vulnerables por los impactos que el calentamiento global ya les ha causado o les causará. En este último caso, Estados Unidos sólo se ha comprometido a aportar 17 millones de dólares para su activación.

    La cuestión de la compensación es mucho más delicada en las negociaciones internacionales sobre el cambio climático. Estados Unidos es el principal responsable de esta crisis. Junto con la Unión Europea acumula un tercio de todo el dióxido de carbono que la humanidad ha expulsado desde 1850, cuando se inició la quema masiva de combustibles fósiles. Por esta razón, Estados Unidos siempre se ha resistido a abrir la puerta a compensaciones por el calentamiento global, que pueden alcanzar cientos de miles de millones de dólares.

    La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscribir.

    Suscribir

    Triple energías renovables

    De todos modos, el anuncio de Harris tiene como objetivo restaurar la confianza en las negociaciones de muchos países en desarrollo, que han visto durante años que las naciones más ricas tampoco cumplieron sus promesas de financiación. Y entre las que ya se están llevando a cabo en Dubai, y que durarán hasta el 12 de diciembre, ahora buscamos establecer un camino para la eliminación de los gases de efecto invernadero para que el calentamiento se mantenga dentro de límites seguros.

    El principal sector emisor es el energético y cómo alejar este sector de los combustibles fósiles constituye una de las batallas más importantes de esta cumbre. Por un lado, se busca un compromiso explícito para que de esta COP28 salga un llamado explícito para que a finales de esta década se triplique la potencia de las energías renovables en el mundo y se duplique la eficiencia energética. 118 países ya se han sumado a una declaración en este sentido impulsada por la UE y que fue presentada oficialmente este sábado en la COP28. El texto cuenta con el apoyo, además de los Veintisiete países europeos, de otros gobiernos con peso significativo como Estados Unidos, Japón, Brasil, Australia, Chile y Colombia. el Reino Unido y Canadá.

    La declaración también incluye una referencia al aumento de la eficiencia energética (es decir, la reducción del consumo) y la necesidad de
    “liderar el movimiento global hacia sistemas energéticos libres de combustibles fósiles sin frenar” (esta frase se refiere a sistemas que capturan emisiones antes de que terminen en la atmósfera, por ejemplo). Aunque la declaración goza de un fuerte apoyo, entre los firmantes no se incluyen China, India y Arabia Saudita, lo que podría presagiar negociaciones difíciles en los próximos días. La mayor disensión no radica en el objetivo de triplicar la energía renovable, sino en el llamado al abandono gradual de todos los combustibles fósiles en esta cumbre.

    Compañías petroleras

    Los Emiratos Árabes Unidos, que firmaron la declaración impulsada por la UE, son uno de los mayores países productores de petróleo y gas del mundo, lo que provocó una importante polémica al acoger esta conferencia sobre el clima. Este país, como anfitrión, es el responsable de liderar las negociaciones. La presidencia de la COP28, ejercida por el ministro de Energía, Sultan al Jaber (quien también es director ejecutivo de la empresa estatal de hidrocarburos de su país, ANOC), insistió en que abordar el cambio climático debe incluir también al sector de los combustibles fósiles. De hecho, este sábado presentó una iniciativa con Arabia Saudita en esta dirección: un compromiso de 50 grandes empresas de petróleo y gas, que representan más del 40% de la producción mundial de crudo, para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, las de carbono. dióxido y metano.

    El compromiso de los firmantes es alcanzar emisiones netas cero de dióxido de carbono en sus operaciones a más tardar en 2050. También reducirá significativamente sus emisiones de metano, además de poner fin a la combustión sistemática de este gas que se realiza en determinadas granjas. Lo que, para la presidencia de la COP, constituye un “progreso importante” para las organizaciones ambientalistas y los activistas climáticos no es más que un lavado verde o una postura ecológica.

    Más de 300 organizaciones publicaron una carta criticando la iniciativa por centrarse únicamente en la fase operativa y no comprometer a sus firmantes a reducir la producción de petróleo y gas. Según explican, la mayoría de emisiones no se generan durante la fase de operación. Es posteriormente, durante la combustión de estos combustibles fósiles, cuando se expulsa entre el 80 y el 90% de los gases. Por tanto, la única solución es reducir la producción, afirman.

    Pero estas citas no se refieren sólo a los combustibles fósiles. En todos los niveles, la industria de la energía nuclear intenta destacarse y afirmarse como una fuente de energía que genera electricidad sin emisiones directas. Aunque en esta COP no se trata de mencionar la energía nuclear en el informe que surgirá de la conferencia, al margen de las cumbres, esta industria organiza eventos. En este contexto, 21 países –entre ellos Estados Unidos, Francia, Canadá, Japón, Reino Unido y Ucrania– se han comprometido a triplicar su potencia nuclear de aquí a 2050 para contribuir también a la lucha contra el cambio climático.

    Puedes seguir CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook Y Xo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal

    Suscríbete para seguir leyendo

    Leer sin límites

    _