• Dom. Mar 3rd, 2024

    La fiscalía exige la captura del hijo de Obiang por secuestro y tortura de opositores españoles | España

    Azanías Pelayo

    PorAzanías Pelayo

    Dic 2, 2023

    La Fiscalía de la Audiencia Nacional volvió a solicitar al juez Santiago Pedraz que emita sin más dilación una orden de búsqueda y detención por secuestro y tortura contra Carmelo Ovono Obiang, hijo del presidente de Guinea Ecuatorial Teodoro Obiang Nguema, y ​​dos altos cargos de el Ministerio del Interior del país.

    Esta solicitud se produce después de que el Ministerio de Justicia comunicara que las autoridades de la antigua colonia española no habían respondido a la comisión rogatoria (solicitud de asistencia jurídica mutua) que les fue enviada el pasado mes de abril.

    La comisión rogatoria tenía por objeto conocer si existía o no un procedimiento en Guinea Ecuatorial para investigar al hijo del autócrata ya dos altos cargos del Ministerio del Interior guineano imputados en España por el secuestro, torturas y desaparición de cuatro opositores, dos españoles y dos residentes en Madrid. Julio Obama, de 61 años, uno de ellos, murió el pasado enero en Guinea Ecuatorial en circunstancias poco claras.

    El juez Pedraz, instructor del caso, renunció el pasado mes de abril a dictar la orden de busca y captura contra Ovono, alias Didi, de 44 años, secretario de Estado de la Presidencia y titular de Seguridad Exterior, esto que exigió el fiscal Vicente. González Mota y la defensa de los demandantes. El magistrado pidió a la Justicia que verificara la existencia de la supuesta investigación guineana. Esto último, comunicado al Ministerio español de Asuntos Exteriores mediante nota verbal, fue interpretado en los medios judiciales como «una maniobra clara y burda» para sustraer el caso de la justicia española e impedir que la Audiencia Nacional ordene la captura del hijo de Presidente Obiang. . .

    La comisión en la sombra

    La Fiscalía recuerda ahora que las autoridades de Guinea Ecuatorial indicaron en sus notas verbales que no reconocen la competencia de los tribunales españoles sobre este procedimiento. Estas notas fueron posteriormente presentadas a la Audiencia Nacional por la defensa de los acusados ​​tras negarse a comparecer a declarar ante el juez. Pedraz, lejos de dictar una orden de búsqueda y detención contra todos los integrantes de Interpol, pidió a la Justicia que acredite la existencia de la llamada investigación judicial en Guinea Ecuatorial.

    Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para asegurarte de no perderte nada, suscríbete.

    Suscribir

    El Ministerio de Justicia acaba de confirmar que no se ha recibido respuesta del país africano y que las acusaciones particulares se adhirieron a la petición del fiscal.

    La defensa de los tres imputados, representada por el ex juez Javier Gómez Bermúdez, abogado del despacho Ramón y Cajal Abogados, presentó ante el tribunal un escrito en el que indica que el expediente de carta rogatoria fue entregado el pasado 12 de septiembre al Consulado General desde España hasta Bata. Desde el pasado mes de julio, el abogado del hijo de Obiang ha logrado impedir la reiterada petición de orden de búsqueda y detención contra su cliente, que la fiscalía y los acusados ​​llevaban meses solicitando sin éxito. Y lo logró argumentando que se había enviado esa carta rogatoria. La reciente negativa del Departamento de Justicia pone en duda la validez de los documentos que proporcionó.

    El chorro blanco de la diversión

    Agentes de la Comisión General de Información, que investigan este asunto desde hace dos años, localizaron e identificaron al piloto y al avión del presidente Obiang en el que los cuatro opositores secuestrados fueron trasladados desde Juba, capital de Sudán del Sur, a Guinea, según un informe fuente de investigación. Es un jet privado Ambrair blanco.

    Miembros del Movimiento de Liberación de la Tercera República de Guinea Ecuatorial, todos residentes en España, llegaron en noviembre de 2019 a este país africano en un vuelo procedente de Frankfurt con escala en Addis Abeba (Etiopía). Allí fueron detenidos y conducidos por soldados armados a uno de los aviones oficiales de la flota del dictador donde, según su testimonio, se encontraba Carmelo Ovono, junto a Nicolás Obama Nchama, jefe de seguridad interior, e Isaac Nguema Endo, director general de seguridad. , los tres fueron investigados por secuestro y tortura.

    En Guinea Ecuatorial fueron juzgados y condenados en una audiencia militar a penas que oscilaban entre 60 y 90 años por un presunto golpe de Estado. Los observadores de Human Rights Watch y Amnistía Internacional calificaron el juicio de farsa. Las Naciones Unidas están investigando la salud y el paradero de los secuestrados.

    La policía demostró la compra de equipo de espionaje en la tienda. El espía, en la Gran Vía de Madrid, de la mano de uno de los conductores y guías de Ovono en Madrid. Se trata de una cámara de torre USB Wifi, capaz de capturar imágenes desde un teléfono móvil inteligente. Las facturas están a nombre de la sociedad española Dereck Edita y Hermanos SL, propiedad del alto funcionario guineano, y que, al amparo de supuestas actividades inmobiliarias, se utiliza para «trabajos de control y espionaje a opositores residentes en España», según a los informes policiales.

    La investigación reveló que un miembro del gobierno guineano contrató a 15 detectives en Madrid para registrar y vigilar a los cuatro opositores secuestrados. Ovono tiene una residencia española y propiedades en Marbella.

    Encuesta@elpais

    Suscríbete para seguir leyendo

    Leer sin límites

    _