• Mié. Abr 24th, 2024

    Pedro Fresco, experto en energías renovables: “El colapso es uno de los grupos que más bulos energéticos difunde” | Clima y medio ambiente

    Azanías Pelayo

    PorAzanías Pelayo

    Mar 1, 2024

    Pedro Fresco (Valencia, 42 años) es el director de la Asociación Valenciana del Sector Energético y es una de las voces que defienden públicamente desde hace años la expansión de las energías renovables y la necesidad de macroplantas solares y aerogeneradores. Tras trabajar en este sector durante más de una década, fue asesor del Ministerio de Transición Ecológica. De allí se incorporó en 2021 a la Generalitat Valenciana, donde fue nombrado director de transición ecológica. Pero en diciembre de 2022 fue despedido de Compromís después de que en esta formación se impusiera la corriente que rechazaba la implantación de grandes parques fotovoltaicos. Ahora publica el libro. Falsificaciones de energía. Mitos y bulos sobre la transición energética (Libros Barlin), donde lucha contra los bulos que difunden a diestra y siniestra en el ámbito político y empresarial. “Hay mitos que son transversales, pero la mayor intensidad de la mitología sobre la energía viene de ambos lados del extremo ideológico: de la derecha radical luego de ciertos grupos de extrema izquierda”, resume Fresco en esta conversación telefónica con EL PAÍS.

    Preguntar. ¿De dónde vienen las noticias falsas?

    Respuesta. Procedente de muchos sitios, pero normalmente tienen dos fuentes principales. Los primeros son los intereses económicos –por parte de las empresas– o los intereses políticos –por parte de ciertas visiones del mundo–. Luego hay otra parte que viene del aprendizaje previo, de cosas que eran ciertas en el pasado, cuando la tecnología era diferente, y que hoy ya no lo son.

    P. ¿Hay empresas del sector fósil difundiendo noticias falsas?

    A. EL noticias falsas que provienen de estas empresas son algo histórico. Todo comenzó en los años 70 y 80 con el cambio climático, cuando las grandes compañías petroleras utilizaban falsificaciones sembrar desconfianza en lo que dice la ciencia. Pero luego siguió con diferentes tecnologías. Hoy el falsificaciones El gasto empresarial en energía renovable es mucho menor, ya que prácticamente todas las empresas, incluso las petroleras, tienen secciones dedicadas a la energía renovable. Donde actualmente vemos más fake news por parte de las empresas es en el ámbito de los coches eléctricos, que suponen una amenaza para el principal destino del petróleo: la movilidad vehicular.

    P. ¿Y provienen más de las empresas que suministran estos combustibles o de los fabricantes de automóviles?

    La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscribir.

    Suscribir

    A. Provienen tanto de las empresas suministradoras de petróleo, sector que no quieren perder rápidamente, como del sector de fabricación de automóviles y todo lo relacionado con el motor de combustión. Creo que esto se ve claramente en muchos supuestos estudios, que son falsos, que dicen que el coche eléctrico contamina más o que no hay materiales suficientes para tantos coches eléctricos o que siempre serán muy caros o que la red eléctrica no puede soportar un sistema de coche eléctrico.

    P. ¿Las noticias falsas abundan más en la izquierda o en la derecha ideológica?

    A. Hay mitos transversales, pero la mayor intensidad de la mitología energética proviene de ambos lados del extremo ideológico: la derecha radical y luego algunos grupos de extrema izquierda. Quizás la derecha radical esté propagando más mitos, porque en última instancia muchos mitos se basan en el pensamiento conspirativo y las ideologías de la derecha radical dependen en gran medida del pensamiento conspirativo para propagarse. Lo curioso es que también existen muchos mitos entre los sectores más radicales de la izquierda. Esto lo vemos por ejemplo contra las energías renovables y en todos los sectores que tienen cierta afinidad con el colapso, porque el colapso es uno de los grupos que más bulos energéticos difunde.

    P. ¿Considera que defender el decrecimiento como única forma de luchar contra el cambio climático es una noticias falsas?

    A. Los hechos muestran que es un error insistir en que el decrecimiento es la única manera de combatir el cambio climático. noticias falsas. Esto no significa que todos los países en declive estén en desarrollo. noticias falsas. El decrecimiento es un gran movimiento en el que encontramos diferentes familias y diferentes ramas. Algunas son más moderadas, más realistas y generalmente no se extienden noticias falsas, pero hay sectores que son radicales, y me refiero fundamentalmente al colapso, cuya idea de colapso se basa en la propagación de que nada es posible, que nada es real, que no hay alternativa. Por tanto, se convierten en los máximos divulgadores de cualquier mitología que vean en el mercado de la mitología. De hecho, resulta sumamente curioso ver cómo los colapsistas utilizan muchos de los mitos de la derecha radical para defender sus tesis.

    P. ¿Por ejemplo?

    A. Cosas como que no se puede poner más electricidad en la red eléctrica son argumentos de las opciones energéticas más conservadoras. O, por ejemplo, toda esta tendencia a infravalorar los coches eléctricos es una mitología que proviene del mundo fósil y de la fabricación de vehículos de combustión, y los colapsolistas la utilizan sin problema, porque les sirve para difundir sus teorías.

    P. ¿Se considera víctima de estos bulos energéticos por haber sido destituido de su cargo en la Generalitat?

    A. Es cierto que mi despido tuvo mucho que ver con uno de los mitos: que la transición energética sólo se puede hacer con fotovoltaica en los tejados y sin necesidad de instalar energías renovables en el territorio. En realidad, no se trata de un pensamiento colapsista, porque el colapsismo considera imposible la transición energética. Se trata de otro tipo de mitología diferente arraigada en estas visiones políticamente infantiles que no son capaces de asumir que para alcanzar objetivos climáticos hay que hacer cosas que suscitan cierto rechazo.

    Pedro carga este miércoles en Valencia. PACO PUENTES

    P. ¿Pero considera que las energías renovables tienen impactos en el territorio?

    A. En primer lugar, todo lo que hacemos, como seres humanos, tiene un impacto, y las energías renovables tienen un impacto y lo tienen en el territorio. El caso es que a nivel medioambiental el impacto de las energías renovables es muy inferior al de las energías a las que sustituyen, que son las energías fósiles y las tradicionales. Esto no significa que no haya impacto y sobre todo que no haya impactos paisajísticos que son los más difíciles de evitar, porque son evidentes. Pero sostengo que el impacto paisajístico es un impacto muy aceptable por los beneficios que aportan las energías renovables.

    P. ¿Y qué impacto tienen sobre la biodiversidad?

    A. El impacto sobre la biodiversidad es bajo. Sobre todo es bajo cuando tenemos las autorizaciones ambientales para sacar adelante los proyectos. Los impactos de las energías renovables se evalúan en estudios y autorizaciones ambientales emitidos por las administraciones. Obviamente no son malos, pero son débiles. Y a menudo lo que vemos es que cuando estas energías renovables se utilizan en sitios menos sensibles y reemplazan actividades que también tienen un impacto inherente, como la agricultura, en muchos casos el impacto sobre la biodiversidad es positivo.

    P. De todos los mitos que analizaste en el libro, ¿cuál crees que resonó más entre la población?

    A. Hay dos mitos extremadamente persistentes. La primera es que la energía nuclear es barata, algo que no ha sido el caso en Europa desde hace más de dos décadas. Y otros mitos que persisten desde hace mucho tiempo son los relacionados con las bombas de calor. Existen muchos mitos sobre que una bomba de calor no es eficiente, que no puede calentar una casa y que no se puede utilizar en climas fríos.

    P. ¿Está la energía nuclear en auge en todo el mundo?

    A. No, la energía nuclear no está experimentando un crecimiento internacional, es propaganda. De hecho, en tres de los últimos cuatro años, la energía nuclear ha disminuido a nivel mundial, lo que significa que se han cerrado más plantas de las que se han conectado. He oído hablar del renacimiento nuclear durante unos 25 años y la gente siempre decía que estaba por llegar. Es una energía que lleva tres décadas estancada en el mundo.

    P. ¿Son los residuos de las centrales nucleares tan difíciles de gestionar o tan peligrosos como los residuos de las energías renovables?

    A. Los residuos nucleares son mucho más difíciles de gestionar que los residuos renovables porque son extremadamente peligrosos. Otra cosa es que son menos aparatosos, pero son infinitamente más peligrosos. Los residuos renovables son residuos normales: aluminio, hormigón, cobre o vidrio. Los más complicados son los compuestos de las palas de las turbinas eólicas, que son difíciles de reciclar, pero que siguen siendo residuos no peligrosos. Comparar los residuos nucleares con los residuos renovables es un argumento completamente ridículo, un falso.

    P. ¿Cree usted que el expresidente Felipe González fue mal asesorado o sabía que era un falso ¿Qué estaba diciendo al comparar los dos residuos?

    A. Este caso nos muestra hasta qué punto noticias falsas Pueden confundir incluso a las personas más inteligentes. Felipe González es probablemente el personaje histórico más importante que vive en España y ha caído en muchos de los bulos que menciono en el libro, tanto sobre la energía nuclear como sobre que los paneles solares no se pueden reciclar. Este es un caso muy paradigmático de cómo incluso las personas más ilustradas y preparadas, cuando no tienen conocimientos específicos en materia energética, son víctimas de noticias falsas como cada uno de nosotros puede ser.

    P. ¿Hay alguna broma olvidada que te preocupa?

    A. Me preocupan mucho dos bulos que empiezo a ver procedentes de las plataformas anti-energías renovables y que se reflejan en sus afirmaciones sobre proyectos concretos. La primera es que las plantas solares aumentarán la temperatura de la zona y de las personas que tienen casas a su alrededor, lo cual es un engaño, es falso. Y otra cosa que vi que es nueva es que las centrales solares reducirán las lluvias, otro engaño que tampoco tiene base científica. Estos dos engaños no se incluyen en el libro porque son relativamente nuevos.

    puedes seguir Clima y medio ambiente dentro Facebook Y Xo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal

    Suscríbete para seguir leyendo

    Leer sin límites

    _