• Vie. Jul 19th, 2024

    Ribera y Moreno resuelven la crisis de Doñana y comparten los costes de un hipotético trasvase de agua a Andalucía en barco | Clima y medio ambiente

    Azanías Pelayo

    PorAzanías Pelayo

    Feb 23, 2024

    Las aguas volvieron a la normalidad tras una semana de tensión, después de que la vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, ordenara la suspensión del plan Doñana firmado con la Junta de Andalucía tras comprobar que el Gobierno andaluz había incluido en un megadecreto una amnistía. . para los agricultores que habían plantado cultivos ilegalmente en tierras forestales. Y de forma no metafórica, porque este jueves la ministra de Transición Ecológica y el presidente andaluz firmaron un acuerdo para intentar mitigar los efectos de la sequía en la comunidad y aprovecharon para resolver las desavenencias por el Parque Nacional. Después de ello, ayer la administración andaluza dio una nueva formulación a los puntos del decreto que habían causado disconformidad de acuerdo con las directrices técnicas del Miteco.

    «En cuanto se disipen las dudas jurídicas y no se genere ambigüedad, y se despejen las dudas en el boletín oficial, todo estará listo para relanzar el proyecto conjunto», dijo Ribera tras la reunión, precisando que para retomar el proyecto se debe Se publicará previamente la modificación del decreto. Moreno también quiso recalcar la vigencia del acuerdo: “no sólo está vigente, sino que tiene una fuerza enorme”, afirmó el presidente andaluz. «Esta es nuestra tercera reunión en cinco meses, prueba de la confianza mutua que queremos generar hacia la ciudadanía que está pasando por situaciones muy difíciles como el sector primario y el turístico», añadió el líder del PP. Una confianza que no sólo se refiere a Doñana, sino también a la política hídrica de Andalucía, donde seis millones de habitantes sufren algún tipo de restricción por la sequía.

    Y la reunión de esta tarde estaba prevista específicamente para abordar la colaboración entre ambas administraciones para asegurar el suministro de agua de emergencia para este verano y también para llevar a cabo obras estructurales a más largo plazo. Entre las aportaciones de emergencia con las que apuesta la ministra se encuentran la inversión en la digitalización del ciclo del agua y la prevención de fugas en los municipios a través del programa específico del ministerio, la aportación de cinco hectómetros cúbicos al norte de Almería con la instrumentación de la infraestructura nacional de desalinización. , ampliación de la capacidad de producción de la desaladora de Atabal en Málaga y colaboración para el posible transporte de agua por barco.

    En este sentido, Ribera aclaró que, a diferencia del caso de Barcelona con el puerto valenciano de Sagunto, en este caso no existen desaladoras estatales de las que se pueda tomar esta agua. Se han identificado otras empresas privadas (el ministro no quiso especificar porque aún no se ha llegado a un acuerdo) que actualmente no operan a plena capacidad y desde donde se podrían transportar los camiones cisterna.

    Un barco por día durante cuatro meses.

    El Gobierno apuesta por asumir el coste del agua desalada en las mismas condiciones que en el caso de Sagunto y la Autoridad buscaría una fórmula para el transporte a los puertos de Carboneras (Almería), Málaga y Algeciras (Cádiz). Ninguno de los líderes especificó los términos económicos. Moreno afirmó que cada día atracaría un barco cuyo coste se estima en cinco millones de euros al mes. Si se aplica, el Consejo todavía lo considera una medida de extrema necesidad, los viajes se realizarían durante cuatro meses a partir del verano.

    La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscribir.

    Suscribir

    Además de este trabajo casi imprescindible, los equipos técnicos de las dos administraciones han acordado mantener reuniones semanales para seguir el avance de estas actuaciones y también planificar los próximos pasos.

    Las lluvias de las últimas semanas han mejorado el estado de los embalses de esta comunidad, pero más de medio millón de andaluces sufren restricciones en el consumo de agua. En toda la provincia de Málaga, incluida la capital, y en la comarca del Campo de Gibraltar, Cádiz, el consumo se ha reducido hasta un máximo de 160 litros diarios por persona. Los 80.000 vecinos de Los Pedroches y El Guadiato, en la sierra norte de Córdoba, ya no pueden beber agua del grifo desde el pasado mes de abril, porque el agua del embalse de La Colada del que sacan está contaminada, tras haberse secado en marzo. . 2023 el de Sierra Boyera. Representantes de Plataforma Unida del Agua, que exigen a las administraciones una solución permanente que les permita dejar de depender de garrafones y cisternas, se congregaron a las puertas del Palacio de San Telmo para llamar la atención sobre su intolerable abandono. “¡Está bien, no podemos volver al siglo XIX!”, imploró uno de sus miembros al ministro antes de iniciar la sesión.

    El Gobierno ha acometido las obras de conexión de los dos embalses y ahora corresponde a la Diputación Provincial de Córdoba realizar las obras de acondicionamiento de la estación potabilizadora, obras que la Autoridad declaró de emergencia en noviembre de 2023, pero cuya ejecución tardará meses . “No podemos esperar tanto”, advirtió este vecino. Ribera indicó que se acordó apoyar a la Diputación Provincial e indicó que se espera que se acorten los plazos para garantizar el agua potable lo más rápido posible.

    Una de las exigencias que presentó el presidente andaluz en la reunión, y que fue aprobada en su momento en el Parlamento autonómico por todos los partidos políticos excepto Por Andalucía, fue pedir apoyo gubernamental para que la UE reconozca la singularidad del agua de la región. comunidad, lo que permitiría a este territorio disponer de mecanismos que le permitan adquirir los recursos necesarios para adaptarse a los efectos del cambio climático. Este tema no se abordó durante la reunión, aunque Ribera destacó que se abordó «la importancia de garantizar la seguridad hídrica a los ciudadanos», es decir, que puedan contar con agua en un contexto donde los modelos climáticos indican periodos de sequía más prolongados. Moreno, por su parte, recordó que insistiría en que en la próxima Comisión Europea haya un comisario del agua y que trabajemos desde el sur para concienciar a los países de Europa Central de la importancia socioeconómica que tienen los recursos hídricos para la convergencia.

    puedes seguir Clima y medio ambiente dentro Facebook Y Xo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal

    Suscríbete para seguir leyendo

    Leer sin límites

    _