• Mié. Abr 24th, 2024

    Van Reybrouck, historiador: “Reemplazar combustibles fósiles es más eficaz contra el colonialismo que quitar estatuas” | Clima y medio ambiente

    Azanías Pelayo

    PorAzanías Pelayo

    Feb 24, 2024

    La Conferencia Huizinga es una prestigiosa conferencia anual sobre historia cultural o filosofía organizada por la Universidad de Leiden, Países Bajos, que puede reunir a mil participantes, pero cuando el historiador belga David van Reybrouck habló durante su 50ª edición (Brujas, 11 de septiembre de 1971 ; 52 años), la iglesia gótica de San Pedro (Pieterskerk) estaba llena de espacios vacíos. Era el año 2021 y el mundo estaba en plena pandemia de covid. A pesar de esto, la presentación en holandés de Van Reybrouck sobre el colonialismo y la crisis climática no solo fue un éxito en Internet, sino que terminó convertida en un libro. La colonización de toekomst (La colonización del futuro), traducido al francés en 2023. En una entrevista en línea, este pensador sostiene que con la pérdida de biodiversidad y el calentamiento global, estamos colonizando hoy el mundo de mañana. Y considera que son necesarias nuevas formas de democracia participativa para promover acciones medioambientales más decididas sin provocar protestas de chalecos amarillos o agricultores.

    Preguntar. ¿Cuál es la conexión entre el calentamiento global y el colonialismo?

    Respuesta. He escrito dos grandes libros, uno sobre el Congo y otro sobre Indonesia, las colonias más grandes de mi país, Bélgica, y nuestros vecinos, los Países Bajos. Y lo que me sorprende es que cuando la gente habla de colonialismo, se refiere ante todo al colonialismo histórico. Cuando miramos el mapa de los países que más emisiones generan y los que más se ven impactados por el cambio climático, vemos que es una copia del mapa del colonialismo. Los principales emisores hoy son los antiguos colonizadores, además de China.

    P. ¿Por qué dices que estamos colonizando el futuro?

    A. Si el colonialismo histórico fue una conquista de continentes, el colonialismo del futuro es la conquista de las generaciones futuras. Se está produciendo un colonialismo del tiempo, causado por el impacto de nuestras acciones actuales para lograr intereses de corto plazo y ganancias financieras privadas.

    P. Para luchar contra el colonialismo, ¿deberíamos descarbonizar la economía?

    La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscribir.

    Suscribir

    A. No basta con luchar contra los símbolos del pasado si no prestamos atención al presente. Un alcalde que se preocupa por descolonizar el espacio público de su ciudad, eliminando estatuas problemáticas, cambiando los nombres de las calles, adaptando los libros de texto escolares, pero sin prestar atención a los combustibles fósiles, hará menos contra el colonialismo, el racismo y la discriminación que otro alcalde que se vaya. las estatuas. y está haciendo todo lo posible para descarbonizar la ciudad para 2030. Reemplazar los combustibles fósiles es más eficaz contra el colonialismo que eliminar estatuas.

    P. ¿Y cuál es la relación entre el colonialismo y la pérdida de biodiversidad?

    A. La pérdida de biodiversidad es una emergencia aún mayor que el cambio climático, pero atrae mucha menos atención pública que el clima. Hay un autor indio, Amitav Ghosh, que publicó en 2021 La maldición de la nuez moscada (La maldición de la nuez moscada), un libro que muestra hasta qué punto el colonialismo histórico es también colonialismo ecológico. La nuez moscada es una especia originaria de Indonesia y muy buscada en Occidente. La acción de la potencia colonizadora, en particular Holanda, fue desastrosa. Los colonizadores deforestaron islas enteras para impedir que otros comerciantes tuvieran acceso a los árboles de nuez moscada y tuvieran el monopolio sobre ellos. El colonialismo es también violencia contra la naturaleza.

    Van Reybrouck, en un hotel de Barcelona.massimiliano minocri

    P. ¿Por qué es tan difícil implementar acciones ambientales más decisivas?

    A. Tenemos un desafío muy grande. Sin embargo, las democracias actuales están luchando por lograr avances importantes. El modelo político actual no es capaz de cambiar este futuro colonialismo. Es muy interesante que en los últimos años hayamos visto una serie de asambleas ciudadanas sobre el clima en diferentes países, con personas elegidas por sorteo. En España hubo uno y en Cataluña recién se completó hace unos días otro. Un investigador alemán llamado Jonas Lage comparó las propuestas de estas asambleas ciudadanas en Europa y los planes nacionales de Energía y Clima de los países. Es fascinante, porque las asambleas ciudadanas siempre van más allá de los planes oficiales de los países, lo que demuestra hasta qué punto los políticos tienen miedo de imponer medidas climáticas ante posibles protestas, otras noticias. chalecos amarillos o manifestaciones como las de los agricultores. Desacelerar la acción climática tiene consecuencias: cuanto más nos demoremos, más drásticas serán las medidas en el futuro. Sin embargo, un ciudadano, un agricultor involucrado en la toma de decisiones climáticas, no saldrá a protestar ni a bloquear las carreteras.

    P. Pero por el momento las recomendaciones de las asambleas climáticas no se traducen en medidas concretas.

    A. Es cierto, las asambleas ciudadanas producen excelentes recomendaciones, pero tienen que pasar por la política de una forma u otra. Esto se vio muy claramente en Francia con la convención ciudadana sobre el clima. Macron se mostró muy entusiasmado, pero el gobierno francés ha hecho muy poco de este notable trabajo cívico; el problema es la implementación política.

    P. ¿Qué es una preferencia?

    A. El referéndum es un instrumento que parece necesario desarrollar, como forma de validación colectiva de lo que ha recomendado una asamblea ciudadana. Porque incluso si se organiza una asamblea ciudadana de 150 personas, puede que participen 20 agricultores, pero eso no cambiará la frustración de muchos otros agricultores que no participarán. En un referéndum clásico debes responder sí o no, en una preferencia puedes incluir 20 propuestas de otros ciudadanos para que el resto de la gente muestre su acuerdo o desacuerdo. Esto permitiría aprobar una lista de prioridades compartidas, un documento colectivo que oriente la acción política. Es muy importante inventar procedimientos democráticos que nos permitan avanzar más rápidamente con las ambiciosas recomendaciones de las asambleas ciudadanas, que muy a menudo siguen siendo letra muerta a nivel político.

    P. También propone el uso de créditos de emisión individuales. ¿No es así?

    A. Se trata de una larga discusión que proviene principalmente de un escritor británico, David Fleming, quien propuso otorgar derechos de emisión individuales a los ciudadanos. Imaginemos que cada persona, de 18 años o más, recibe una determinada cantidad de créditos de carbono todos los lunes por la mañana. Luego, cuando vas a comprar combustible a una gasolinera, no sólo pagas en euros, sino que también tienes que descontarte parte de tus créditos. Y aquellos que no los necesiten pueden revenderlos. En el caso de un impuesto al carbono, que pone precio a las emisiones, esto puede afectar a las personas con pocos recursos, para quienes la calefacción o un coche representan una parte importante de su presupuesto. Pero con los derechos de emisión individuales ocurre todo lo contrario. En lugar de perjudicar a los más pobres, puede ser una forma de ganar dinero a expensas de los más ricos.

    P. Otro mecanismo que menciona para impulsar la acción climática es la desobediencia presupuestaria.

    A. Todavía existen muchos subsidios y exenciones fiscales para los combustibles fósiles. Se trata de calcular el porcentaje de dinero público que se destina al sector fósil para llevar a cabo una forma de boicot fiscal. La idea es seguir pagando impuestos, pero en lugar de devolverle todo al Estado, la parte correspondiente al porcentaje que se destina a los combustibles fósiles se ingresa en un fondo colectivo para pagar lo que saldrá de los tribunales por el boicot.

    P. ¿Qué propone para abordar el lento ritmo de la acción climática a nivel internacional?

    A. Se deberían celebrar asambleas ciudadanas sobre el clima a nivel local, regional y nacional, pero también debemos empezar a pensar en la creación de un sistema global. Creo que las COP (cumbres mundiales sobre el clima), por ejemplo, deberían tener una asamblea ciudadana permanente para avanzar más rápido. Es exasperante ver el lento ritmo de la diplomacia tradicional ante la emergencia climática. Es necesaria alguna forma de gobernanza global. Por el momento, estamos ante un enfoque internacional, un debate entre naciones, donde los países están ahí para defender por encima de todo sus intereses nacionales. Pero es necesario un enfoque global. Nos enfrentamos a un desafío global, pero no tenemos instrumentos planetarios. Contamos con instrumentos diplomáticos que datan de siglos atrás.

    puedes seguir Clima y medio ambiente dentro Facebook Y Xo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal

    Suscríbete para seguir leyendo

    Leer sin límites

    _